Queridos nietos y sobrinos (así se empezaban las cartas antes, cuando no se enviaban por internet):

Les queremos escribir antes de volver a casa para contarles algunas risas e historias bonitas que hemos compartido con los niños en Mozambique.

Una cosa que nos tiene asombraditas es lo bien que bailan y cantan. Hemos intentado aprender un poquito pero se ríen de nosotros porque no nos sale tan bien, bueno, en realidad, nos sale mal.Pero no lo hacen para molestarnos, todo lo contrario, les encanta que lo intentemos, pero aquí tienen la carcajada fácil, cualquier cosa es un buen motivo para poder compartir un rato de risas.

Chipene

Algunos niños, sobre todos los más pequeñitos, se han asustado un poco porque somos blanquitos de piel, pero las madres les tranquilizan y se ríen también mucho.

IMG_9926comprimir

Cuando hemos estado en los pueblitos más pequeños, visitábamos algunas personas y se han puesto muy contentos de recibirnos y aunque no tienen muchas cosas, han buscado algo para regalarnos, hasta una gallina, que la abuela  tuvo que coger viva. Y a nosotros nos daba vergüenza tanto regalo y aprendimos a decir “gracias” en su idioma: “Koxukhuro”.  Al principio lo decíamos siempre mal y aunque al final ya lo pronunciamos bien, ellos se ríen porque les resulta simpático y les gusta mucho que lo digamos en su idioma. Aprendan ustedes a decir Koxukhuro y verán que a nosotras también nos entra la risa.

niños

Y nos ha asombrado también como los niños más grandes cuidan de sus hermanitos y como aquí no hay muchas cosas se fabrican unos juguetes muy bonitos(miren la foto).

niños2

Los niños de aquí también saben llevar de todo en la cabeza, sin que se les caiga, lo han aprendido para ir a buscar el agua, que está lejos de casa, pero esta habilidad también les sirve para llevar los cuadernos a la escuela y así pueden tener  las manos libres. Nosotros ya lo estamos practicando, a ver si lo conseguimos, pero por lo pronto, cuando nos han visto cargando el cubo de agua en la mano casi sin fuerza, se parten de risa.

niña agua

Pero una cosa que nos pone tristes es que algunos niños no pueden ir a la escuela porque no hay o les queda lejos o tienen que ayudar en casa. Ir a la escuela es un derecho de todos los niños, pero no en todos los sitios es tan fácil.

Y les queríamos contar esto porque este es un viaje muy importante porque hace ya algunos  años que entre todos ayudamos un poquito para que más niños puedan ir a la escuela. Así que en realidad es un viaje de todos, como si los llevásemos en la maleta. Y es que a nosotras nunca se nos van a olvidar las risas de estos niños ¿a qué a ustedes tampoco?

Koxukhuru por viajar en la maleta sin protestar, un beso

La abuela y la tía

Pd: ya queda poquito para vernos